viernes, 25 de marzo de 2011

Huelga en el fútbol español.


Amenaza la Liga de Fútbol Profesional con un cierre patronal para la jornada de liga en primera y segunda división del día 4 de abril.
Lo que reclaman es, como en todas las huelgas, mejoras "salariales"; es decir que se elimine el partido que se emite en abierto gracias a la llamada ley Cascos. Además piden un aumento del dinero que reciben los clubes de las quinielas y la supresión de los resúmenes de los partidos en las televisiones en abierto.
Están en su derecho a solicitar cuantas mejoras consideren oportunas, pero Hacienda y la Seguridad Social están en la obligación de reclamar las deudas contraídas por estos equipos de fútbol y que alcanzan la cifra de 600 millones de euros. Parece que el fútbol español es un oasis de impunidad en el que, al contrario de cualquier contribuyente, puede acumular deudas por tiempo indefinido sin que los organismos públicos las reclamen judicialmente.
El fútbol español vive en un mundo virtual en el que parece no existir más realidad que el siguiente partido o el próximo fichaje pero la realidad es tozuda y se empeña por salir a la luz: clubes en ley concursal, deudas con jugadores, deudas con Hacienda, pólizas de seguros que no cubren operaciones (como en el caso del jugador del Betis Miki Roqué)...
La conversión de los equipos de fútbol en sociedades anónimas deportivas (S.A.D) se ha manifestado como un absoluto fracaso por la falta de voluntad política de perseguir a los clubes morosos.

Publicado en El Día de Toledo el martes 29 de marzo de 2011.

2 comentarios:

  1. esta usted hecho un jabato chemagister

    ResponderEliminar
  2. Hago lo que buenamente (indignación mediante) puedo.... ;-)

    ResponderEliminar